¿No tienes una cuenta?

17 octubre 2008

"BUSH TIENE RAZÓN EN ALGO" Paul Krugman

19 DE FEBRERO DE 2008, NY TIMES: "BUSH TIENE RAZÓN EN ALGO" Paul Krugman

Odio decir esto, pero Bush no se equivoca cuando dice:

"Creo que el gasto de guerra ayudará con el empleo…porque estamos comprando equipamiento y la gente está trabajando. Creo que la economía está en declive porque hemos construido demasiadas casas y se está produciendo un ajuste".

De hecho, yo diría que las fuentes de expansión económica de 2003 a 2007 fueron, exactamente por este orden: la burbuja inmobiliaria, la guerra y, en muy lejano tercer lugar, los recortes de impuestos.

Por supuesto, podríamos haber obtenido un estímulo igual o mayor habiendo gastado 10 billones mensuales en algo realmente útil -piense cuanta infraestructura doméstica podría haberse reparado por el coste de esta guerra miserable-. Pero lo que tuvimos es la guerra.

Keynes tiene algo que decir al respecto:

Construcción de pirámides, terremotos, hasta las guerras sirven para incrementar la riqueza, si la educación de nuestros dirigentes en los principios de la economía clásica no se encamina a nada mejor que eso.

Es curioso como el sentido común, tratando de escapar de conclusiones absurdas, ha preferido formas de gasto totalmente despilfarradoras en lugar de aquellas que sólo lo eran parcialmente, que, por no ser totalmente despilfarradoras, son juzgadas bajo principios de "negocio" estricto. Por ejemplo, la ayuda al desempleo financiada por préstamos es aceptada mejor que el financiamiento por debajo del interés actual; cómo una forma de hacer agujeros en la tierra, conocido como minería del oro, que no sólo no añade nada al crecimiento real del mundo sino que encierra un desperdicio del trabajo, fuera la más aceptable de las soluciones.

Si el Tesoro quisiera llenar de billetes viejas botellas, enterrarlas en las profundidades de las minas de carbón para después cubrirlas hasta la superficie con basura urbana, y dejara a la empresa privada con sus principios de "laissez-faire" desenterrar los billetes (el derecho de hacerlo se obtendría, por supuesto, ofertando por la licencia del territorio cargado de billetes), en ese caso, no tendría porque haber desempleo y, con la ayuda de las consecuencias, el ingreso real de la comunidad y su riqueza de capital, probablemente crecería por encima de los actuales. Sería, en efecto, más sensato construir casas o algo parecido, pero si hay dificultades políticas y prácticas para ello, lo expuesto será mejor que nada.

1 co-opiniones:

___________________ dijo...

Poco más tengo que añadir. Un gran post, muy bien explicado. El razonamiento de Bush me recuerda al de "Gran Hermano" en el que la construcción militar se convirtió en un fin en si mismo :(


Un saludo,


Pedro.